Amanece, . . .II

  . . . salimos del barranco del Hornillo, ganando altura y tirando de zum, nos sorprende la silueta de los Alayos de Dilar, . . .

Leer más…
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Escribir con la luz para agregar comentarios!

Join Escribir con la luz

Comentarios

  • Very good

This reply was deleted.