Y dicen que el Sultán lloró

Y cuentan que Boabdil lloró, como solían hacerlo entonces los hombres, para adentro, pero no pudo evitar que sus ojos brillaran de una forma especial en aquellos días.

Leer más…
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Escribir con la luz para agregar comentarios!

Join Escribir con la luz

Comentarios

  • Very nice

  • Very nice

  • Me gusta

  • Very good

  • Very nice

  • Very nice

This reply was deleted.