No hay edad para jugar

Despues de un día de duro trabajo, quedan ganas de bromear...

Fotografía rescatada de los negativos de mi padre. Foto tomada en los años 50 del siglo pasado por mi padre.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Escribir con la luz para agregar comentarios!

Join Escribir con la luz

Comentarios

This reply was deleted.