John Liebenberg: el maestro de la fotografía de la vida y la guerra

John Liebenberg: el maestro de la fotografía de la vida y la guerra
John Liebenberg en el hospital saqueado en Cubal, Angola, en 1993. FOTÓGRAFO DESCONOCIDO / CORTESÍA DE LA FAMILIA LIEBENBERG

Uno de los reporteros sudafricanos más respetados del siglo XX es el autor de un archivo trascendental y único sobre las contiendas en el sur de África en los años ochenta.

El periodista gráfico sudafricano John Liebenberg, fallecido el pasado mes de febrero a los 61 años, es muy conocido por su excepcional obra sobre Namibia, en especial el periodo de finales de la década de 1980, cuando el país iniciaba su transición hacia la independencia bajo la supervisión de Naciones Unidas

Liebenberg nació en 1958, en Johanesburgo, y su niñez, parte de la cual pasó en un orfanato, no fue fácil. Terminó el colegio en una época en la que se esperaba que los hombres sudafricanos cumpliesen el servicio militar obligatorio y fue enviado a Ondangwa, en el norte de Namibia, en 1976. En el Ejército estaba prohibido hacer fotos, pero Liebenberg ocultó una pequeña cámara en la letrina.

 

Después del servicio militar, regresó a Namibia y trabajó en la oficina postal de Windhoek. Quería ser fotógrafo. También tenía un don para conectar con la gente. A menudo hablaba con los empleados inmigrantes negros que conocía en el trabajo, la mayor parte de ellos procedentes del norte de Namibia, en la frontera con Angola, donde la guerra se estaba intensificando. El conflicto bélico, conocido por los sudafricanos como la “guerra de la frontera” y por los namibios como la “guerra de liberación”, condujo a Namibia, Angola y otros países a la guerra de Sudáfrica contra los movimientos armados de liberación apoyados por países socialistas, un eco de la política general de la Guerra Fría.

Fuente: El País

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Escribir con la luz para agregar comentarios!

Join Escribir con la luz

Comentarios

  • Everything has its end. Rest in peace

  • Se va otro de los intrépidos reporteros de guerra. Descanse en paz.

  • The work of war reporters whom I have always admired is admirable and dangerous. Rest in peace

This reply was deleted.