Luz y Tinta. La revista de Moldeando la luz

 

 

Luz y Tinta Nº 104. Septiembre 2020

7886818680?profile=RESIZE_710x

PRESENTACIÓN

Recordando los inicios

En estos casos, vía tópico, suele decirse: “y parece que fue ayer”. Y efectivamente parece que fue ayer cuando iniciamos esta gratificante aventura de Luz y TinTa. Aún recuerdo la primera conversación que tuve al respecto con Guendy: íbamos ambos en su coche, camino de “La encruciyá”, en Caso, cerca de Caleao. Es un bar donde solemos comer y charlar sin alivio; y allí certificamos el nacimiento de esta revista.

Creo recordar que era en la primavera de aquel año de 2011 y, tras varias conversaciones, y muchos apuntes, al final de aquel verano, el día 5 de septiembre de 2011 sacábamos a la luz digital el número 0. Acabo de verlo de nuevo —pura nostalgia—, con sus 30 páginas y una apuesta intrínseca que nos ha traído hasta aquí. 30 páginas, insisto, porque este número que hoy sacamos, septiembre de 2020, cierra con 356. Es curioso, pero de todos los colaboradores de aquel número solo quedamos en el intento José Luis Cuendia, “Guendy”, y yo mismo. Todos los demás, por razones diversas, han dejado de colaborar habitualmente. Me cabe la satisfacción de poder decir, bien alto y bien claro, que ninguno de los colaboradores de esta revista han sido invitados a marcharse, lo que habla a las claras de su buen hacer, y que lógicamente tienen las puertas abiertas. Que ya no estén habitualmente en nuestras páginas es comprensible: llevamos nueve años en esta singladura y cada uno tiene sus compromisos personales y su trayectoria privada y profesional que muchas veces resulta incompatible con proyectos como éste totalmente altruistas.

Otra de las grandes diferencias de aquel número con éste es su diseño. Era aquel número 0 más cerrado, centrado especialmente en el texto, que afectaba directamente al tamaño y disposición de las fotografías. Poco a poco, siguiendo sugerencias de los lectores y centrándonos en el objetivo final de la revista, se ha pasado a casi lo contrario: son las fotografías las que marcan el ritmo y disposición de las páginas, ganando con ello en pulcritud gráfica y en agilidad compositiva.

Por el medio quedan también algunos números extraordinarios, generalmente nacidos de semanas temáticas o concursos de Moldeando la luz. No me he parado a contarlos, pero son una buena muestra de la imbricación de Luz y TinTa y Moldeando, como no podía ser de otro modo. Dentro de estos números extraordinarios podríamos contar también al número 100, un esfuerzo editorial de gran calado que nos lleó casi a las 700 páginas, pero que supuso un importante encuentro con lectores y colaboradores.

Para finalizar este recorrido por la cresta de la notalgia me gustaría terminar agradeciendo a todos los colaboradores su trabajo mensual (sin ellos no habría revista) y su grata disposición para cuanto desde esta dirección se les sugiere. Seguiremos en este empeño, navegando con el viento fotográfico a favor.

Y por supuesto, no puedo olvidarme de nuestros fieles lectores, que en estos últimos números rondan los 15.000. Si pensamos que Moldeando la luz tiene poco más de 1.300 miembros, la diferencia hasta 15.000 quiero creer que se ha conseguido a base de interés para quienes nos visitan. Esperemos que este interés no decaiga en el futuro; un futuro que habremos de labrarnos no sin esfuerzo, pero sin abandonar nunca un rumbo en el que confiamos y un ritmo en el que nos sentimos cómodos.

Francisco Trinidad

Para descargar la revista en formato -pdf- PINCHA AQUÍ

Para descargar la revista gratuitamente o comprarla en papel PINCHA AQUÍ

También puedes verla en esta misma página a continuación:

 

 



Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Escribir con la luz para agregar comentarios!

Join Escribir con la luz

Comentarios

  • Si queremos saber a donde queremos ir, es imprescindible no olvidar de donde venimos. Y Francisco Trinidad nos lo recuerda bien este mes en la presentación del número 104. Quienes éramos hace 9 años como revista y quienes somos hoy, y estoy seguro que el camino no ha sido fácil, atrás quedan muchos números, con muchas historias, y muchas circunstancias personales, y sobre todo mucho altruismo para poder alcanzar la cima que Luz y Tinta ha conquistado.

    A Guendy, le tenemos que agradecer tanto…, y también felicitarlo por sus trabajos. Este mes por su trabajo en la foto del mes de Julio, pues en Agosto no lo hemos podido hacer como es evidente. Con “La dama de las tormentas” nos deja una vez más por sentado su dominio de la postproducción, lástima que sus trabajos más importantes en este campo solo se hayan podido ver en sus recientes exposiciones, para los que aún no las hemos podido ver nos queda la publicación “Síntesis Ontológica” que se encuentra entre los números 86 y 87 de Luz y Tinta. La más reciente la de este año “Miradas Personales” que ha quedado suspendida por el maldito -coronavirus- precisamente cuando se iba a presentar en la ciudad portuguesa de Faro. Estás últimas exposiciones le han abierto las puertas de la dirección fotográfica en el cine, según me ha contado un pajarito, así que espero que pronto se publique algo aquí sobre el tema.

    Y otro de los trabajos que merecen mi felicitación es la segunda parte de su viaje por Camboya, del que he tenido también la oportunidad de hablar en el número anterior. Seguro que nuestro amigo se sintió en el lugar como un Indiana Jones en una de sus películas, rodeado de la selva espesa donde cientos de templos luchan por sobrevivir a la invasión de la naturaleza.

    A Saravut, le tenemos que felicitar por su “Cultivatión in the rice field” foto destacada en el mes de Agosto, mes en el que la participación en Moldeando la luz baja todos los años debido a las vacaciones, vamos, creo yo, que es por eso. Pero es igual, ello no ha quitado que su serie presentada sobre este tema haya sobresalido, cualquiera de las tres se merece esta democrática decisión.

    A Francisco Trinidad, le tengo que felicitar por ese estilo tan galdosiano, esas cualidades de la que hemos disfrutado tanto en la producción literaria del gran escritor canario. Uno está familiarizado con la novela histórica, los personajes ficticios envueltos en los acontecimientos reales de la historia. Pero nunca lo había leído también construido teniendo como fondo el prerrománico astur y de paso sus guiñadas a la literatura. Genial Paco, que es como suelo llamar a los Franciscos que considero amigos. Las venturas y desventuras de Alicia y el protagonista, lo dejo para el ámbito privado, no seré yo quien haga proselitismo de las conductas amatorias  de nadie, ni de la moralidad ni del adulterio, pues corresponden a la vida privada de cada cual, si bien me permitiré la licencia para decir, que los besos con mascarilla no son besos, lo dejaré ahí.

    A Gloria Soriano, porque con El destino de Frank, por si alguien no lo tenia claro, se nos revela como la gran escritora que es. Solo que en ocasiones tengo que tener al lado algunos de los números anteriores, para no perderme, no sé si eso le ocurre a más lectores. Así qué vuelvo a reivindicar, por pedir que no sea, que al igual que se hacen especiales de fotografía, se haga una selección de los mejores cortos publicados en Luz y Tinta y se publiquen en un especial, y poder tener de seguido todo este magnifico relato, pues me veo con los números 100, 102, 103, 104…/… como cuando leí El péndulo de Foucault, que necesitaba tener al lado el diccionario del Péndulo…,para poder entender mejor, los personajes, los lugares, las sectas… ¡Genial Gloria¡.

    Juan Valera y el cocinero del arzobispo, me ha encantado, y a los que les haya gustado, si les apasiona el tema, les recomiendo que lean la que fue conocida como la “Biblia de la cocina renacentista, “Del arte de cocinar” de Bartolomeo Scappi, cocinero privado de Pio V, Scappi también fue conocido como el cocinero de los Papas. La cocina de Bartolomeo Scappi, supone uno de los puntos de inflexión entre la cocina medieval y la moderna. Podrían aducirse cuantiosos ejemplos de la Edad Media europea, tanto en la literatura amorosa como picaresca y mundana. Basta acudir a la obra de un Chaucer, un Boccaccio, o un Arcipreste de Hita. Otro tanto cabe tal vez decir de la iconografía que aparece en los bajorrelieves, capiteles, gárgoras, sillerías de coro y otros elementos ornamentales de las catedrales de aquella época; pues lo mismo ocurre con la cocina de Bartolomeo Scappi, su obra “Del arte de cocinar” se publicó en 1570. Toda Europa era una auténtica hambruna, decorada con pestes, inquisiciones y guerras, y no veas como se lo montaban -gastronómicamente hablando- los Papas.

    A Mario Eduardo Blanco, por el amor que veo que compartimos por los libros, “Debo decir que suelo, antes de abrirlo, de manosear y hasta oler el libro tratando de ese modo de degustarlo más profundamente”. ¡Qué maravilla¡. Desconozco la edad de mi admirado Mario Eduardo, pero por lo que cuenta no debemos de distanciarnos mucho, yo que soy de los que está más cerca de los setenta que de los sesenta, leo los recuerdos de sus vivencias, y sinceramente creo que están hablando de mi. Y como he dicho antes veo que compartimos el amor por los libros, esas historias bellamente contadas, las intrigas de sus personajes, en el caso de la Regenta la ambientación de la vieja Vetusta,(Oviedo) misteriosa y gótica, clave para entender la obra. Ay, ay, ay los libros amigo Eduardo, los libros y la fascinación que estos nos producen.

    A Juan Depunto, Faro y alrededores. Visité el Algarve portugués en varias ocasiones, la primera vez antes de la llegada de la democracia a Portugal. Siempre me he sentido atraído por el pueblo portugués, por su paisaje y especialmente por su paisanaje, es un pueblo trabajador, humilde y honesto que siempre recibe a los españoles con los brazos abiertos, aunque algunos españoles la docilidad con que visitamos el resto de Europa, se vuelve arrogante cuando visitamos Portugal. Atrás ha quedado aquel 1762 que enfrentó a los dos países y que se conoció como el conflicto hispano-luso.

    Hoy gracias a Juan Depunto conozco mucho más del país vecino, durante muchos años al igual que él necesitaba pasar unos días en ese país, era como una necesidad, los años el tiempo, han ido apagando esa carencia; hace dos años, me dije que sería el último viaje, hoy pienso que tengo que volver ante de morirme, volver a disfrutar de sus aromas, de su gastronomía, de sus gentes; y cuando no puedo, siempre me queda Fernando Pessoa y algún que otro fado. Gracias Juan, por acercarme de nuevo al país de nuestros queridos y apreciados vecinos.

    Un día en el paraíso, Cuando contemplo un trabajo como el desplegado este mes sobre la Vega de Brañagallones, no dejo de decirme a mi mismo: -tantos años viviendo en Asturias y no la conozco, ¿como he podido perderme rincones tan bellos del paraíso astur como este?- La narración que Mario Eduardo hace de ese día, no deja de ser entrañable, amena y que afila los dientes a los que nos lo hemos perdido, lo mismo ocurre con la aportación etnográfica que hace Monchu, y todo ello, condimentado con las excelentes imágenes de los moldeadores: Guendy, José Luis García, Pepe Latas, José Pérez, Mar Muñoz, y los ya citados anteriormente Mario Eduardo y Monchu. Una experiencia la de nuestros compañeros que uno no siente por menos que envidia sana, y supongo que todos los fotógrafos internacionales que participan en Moldeando la luz, sentirán la curiosidad de conocer ese maravilloso lugar, de la misma manera que yo lo estoy deseando.

    Las fotos seleccionadas de Julio y Agosto, Quienes tenga la suerte de poder disponer de este número al igual que de los anteriores, cuando lleguen a esta sección, no solo se maravillarán de este regalo que se les hace a sus ojos y a los sentidos al descubrir las fotos, también acertarán al pensar que están ante grandes artistas de la luz. Pocas veces se tiene la oportunidad de ver en una revista tantas y tan buenas imágenes.

    A Nadima&Claudio Serrano, Se que puede resultar un tópico todo lo que se pueda volver a decir de esta artista moscovita, maestra de la luz donde las haya. Respetable colaboradora de Luz y Tinta desde hace años. Y también es un privilegio poder leer la lectura que el maestro Claudio Serrano hace de sus trabajos mes a mes. Todo un lujo para la revista y toda una gran suerte para los lectores. La llamada de la sangre, es otro de esos trabajos para conservar a buen recaudo, para disfrutar y también para instruirse fotográficamente hablando.

    A Svetlana Melik-Nuvaroba, y como si del juego de la oca se tratara, de artista a artista../ y va de rusas. La maestra ucraniana, nos deleita con su segunda entrega de esta maravillosa colección de fotos. Utiliza como nadie el estilo de un retrato antiguo para crear imágenes que se centran temáticamente en la identidad, las relaciones, las emociones y Sueños. Su técnica inmaculada crea hermosas evocaciones de emociones universales de belleza, feminidad y fragilidad. Ella visualiza de manera experta los sueños atmosféricos, utilizando la misteriosa e inteligente metáfora, mientras descubre lo que significa pensar, sentir, soñar y expresarse en el mundo moderno. Pero quiero quedarme con un detalle humano que seguro a muchos se le pasara inadvertido. Publicó su primera parte en el nº 102 y por lo que leo no se le pudo publicar en el 103, se hace ahora en el 104, y desde la revista de forma muy educada se piden disculpas satisfaciendo hoy esa impagable deuda para con la artista. Y digo artista, años luz de aprendices de fotógrafo que se creen profesionales y les emborracha el ego, porqué hay mucho entre los que se creen profesionales por la simple circunstancia de tener una cámara de fotos, ya no entro en si buena o mala. Competir tiene su lado bueno evidentemente, pero no nos confundamos, el ego es malo, porque aquí es donde entran en juego las envidias y la no aceptación de la critica, o las disculpas, porque todo egocéntrico piensa que el mundo solo gira a su alrededor. Por ello, diré que pienso que Svletana, no solo es una gran artista, también es una gran persona que sabe estar a la altura de las circunstancias. No pudimos ver su trabajo en el nº103, pero lo disfrutamos ahora en el nº 104, y no pasa nada. Otros quieren tener sus momentos de gloria siempre. Creo que los adictos a Luz y Tinta saben de lo que hablo.

    A José Luis Maylin, A diferencia de lo que me ocurre con la vega de Brañagallones, con el trabajo de Maylin me ocurre todo lo contrario, pues he tenido la oportunidad de disfrutar en su día de esos maravillosos parajes, y en más de una ocasión, y ahora lo vuelvo a hacer de nuevo a través de sus excelentes fotos. Asturies, que guapa yes.

    Pepe Latas y sus colores, Pepe nos define una serie de variantes sobre los colores, muchas variantes diría yo, pero seguro que aún se le pueden atribuir más: color a aplicar, color a medida, color al fuego, color al hielo, color al aire, color autoluminoso, color bajo cubierta, color de objeto, color dependiente, la verdad es que la lista puede ser interminable. Color (del latín “color, oris) Es el rasgo esencial y distintivo de las formas de la percepción visual, integrado por tres atributos específicos: luminosidad, tono o matiz y saturación, o bien claridad, tono y croma. Se dice también “percepción cromática”, al menos eso recuerdo de cuando estudiaba el color.  De acuerdo con esta acepción, el color se concibe, por lo general, como inspirado por la sugerencia del córtex visual del cerebro, la cual se deriva del conjunto de “señales visuales” resultante de un procesamiento visual de los impulsos nerviosos directamente producidos por la transducción retiniana común. La verdad es que este es un tema que me apasiona y hay para dar y tomar sobre ello, el tema es inagotable; me sorprendió saber un día que no todos vemos los colores de forma igual. Pero ello, no es problema para poder disfrutar de la forma personal de ver los colores de Pepe Latas, las composiciones espectrales de las luces emitidas, reflejadas o transmitidas por los objetos. Enhorabuena Pepe, siempre me sorprendes agradablemente.

    David du Chemin,  Bienvenido David, sinceramente, me sorprendió placenteramente tu trabajo “Sin las gárgolas”, habrá más ocasiones en profundizar sobre tus trabajos de forma amena y constructiva, porque espero que esto no solo sea una impronta. Hoy ya estoy un poco agotado de tanto escribir, y no quiero que la parroquia piense que soy como esos tertulianos que saben de todo y no saben de nada, bueno sinceramente yo me aproximo más a lo último. Tengo el defecto, de que cuando me meto en harina me enrollo como una persiana, pero no todos podemos ser perfectos, yo tengo ese defecto que reconozco, pero que conste que siempre intento hacerlo desde el prisma constructivo, a veces seguro que fracaso en ese intento, pero os aseguro que no es mi intención herir a nadie, mis propósitos están muy alejados de la acritud.

    Repertorio de fotógrafos españoles. Gracias por acercarnos a la obra de Aldabaldetrecu, sin duda un gran profesional del panorama actual de fotógrafos de nuestro país.

    Nuevos proyectos, al enterarme de los nuevos proyectos me pregunto, ¿para los responsables de Moldeando la luz y de la revista Luz y Tinta, el día sigue teniendo 24 horas como para todos los mortales? Sean bienvenidos y larga vida y éxito a los mismos.

    Las fotos que despertaron conciencias, este mes, “Plan de las Naciones Unidas para la partición de Palestina”. Os aseguro que que si este hubiera sido el primer tema en el que opinara hoy, aún seguiría hablando del mismo, es un tema que me apasiona y del que tengo opinión propia formada. No obstante lo dejaré diciendo que me parece perfecto que desde estas páginas se señalen las fotos que ya forman parte de la historia. Estas fotos evidentemente nos narran hechos históricos que nos abren la puerta al debate de esos acontecimientos, mucho más allá de la fotografía en si misma, es lo bueno y grande de la fotografía.

    Videos, Creo que es necesario subrayar que el aporte de los videos a los diferentes trabajos es sumamente ilustrativo, muy convincente y aporta un plus más a los trabajos donde se adjunta.

     

    Terminaré diciendo que ya me había acostumbrado a la interesante narrativa de Laudelino, y sinceramente espero y deseo que vuelva por estos lares, que no suceda como con el Guadiana durante mucho tiempo, personalmente valoraba mucho sus aportaciones literarias.  

     Bueno amigos, si llegas hasta aquí te lo agradezco mucho y reconozco que al margen del tiempo que le has dedicado tienes valor y paciencia. A todos los que he ido mencionando, mis felicitaciones porque sin ellos no habría revista, y evidentemente sin esos sufridos y admirados directores de la revista y de la fotografía, tampoco. Y también a ti lector.

    Un abrazo y hasta el próximo mes, si el destino no nos lo impide. Salud para todos.

    • Enhorabuena y gracias Alipio

    • Como siempre admirable resumen maestro

    • Eres un Crack Alipio

    • 7975036672?profile=RESIZE_584x

    • Congratulations.

    • Genial Alipio. Enhorabuena

    • 7968856874?profile=RESIZE_180x180

    • Genial Alipio...de Genio.

    • Gracias Alipio y lo dicho: eres un "peaso" cronista como decimos por el sur de algo grande. 

This reply was deleted.