Los moldeadores tienen la palabra...

 

 

Renovarse o morir, o la conjura de los necios.

Miguel de Unamuno decía que el progreso consiste en renovarse. De ahí el refrán “renovarse o morir”. Porque hacer un cambio es como mudar la piel: necesario para crecer. Cambiar es saludable, estimulante y agudiza el ingenio. Prepararse para una nueva etapa siempre activa la creatividad y la imaginación.

Si nos paramos a pensar, nuestra vida está llena de cambios. Y no solo por el ciclo vital, sino también en lo que atañe a nuestra vida social, laboral o familiar. Pero, aun así, hay aspectos que requieren de un empujoncito para ganar en atractivo y, por tanto, en motivación.

Como decía mi amiga Rosana, Probablemente no podamos mudarnos de casa cuando queramos, ni renovar el armario completo cuando nos apetezca, ni cambiar de coche en cualquier momento. O comprar el último modelo de cámara digo yo. Sin embargo, son proyectos tangibles que pueden estimular otro tipo de acciones similares en menor grado, que no por ello dejan de ser satisfactorias, como por ejemplo la fotografía y todas sus variantes.

 

Hay personas que no pueden vivir si no suben todos los días fotos a alguna red social, aún a sabiendas de que lo que para el autor es la repanocha, para el resto de la humanidad le es indiferente, y como no lo va a ser, si una red como Facebook en 2019 contó con 2.271 millones activos, Instagram 1.000 millones y Twitter 326 millones de usuarios en un mes. 303 millones Linkedin, 287 millones Snapchat, 250 millones Pinterest, 1.900 millones Youtube, 1.500 millones usan el Whatsapp. (Os paso el enlace completo y detallado de los usuarios de redes sociales (WeAreaSocial y Hootsuite) PINCHA AQUÍ

 3859097577?profile=RESIZE_710x

Bien y después de estas mareantes cifras de millones de usuarios diarios que si lo pasamos a fotos, el número sería tan grande que nos sería imposible de discernir, y…¿aún piensa que eres el rey del Mambo cuando te siguen unos cientos de personas?, de las cuales no conoces el noventa por ciento, o cuando dices orgulloso, ha comenzado a seguirme fulanito de tal, y que no tienes ni idea de quien es ese fulanito. O cuando sacas pecho porque te han puesto cuatro docenas de “Me gusta”. Por favor piensa en los miles de millones que pululan por el mismo espacio que tú, y no saben que existes, porque nunca has hecho nada que merezca la pena para que se enteren. Si estás entre esos, creo que te lo deberías de hacer mirar por gente cualificada, algún psicólogo por ejemplo, porque seguro que te lo ha dicho tu compañera o compañero, tu madre, tus hijos o algún amigo, pero tú, “erre que erre” te sigues creyendo el rey del mambo con aquellas fotos que son similares a otras 10.000 millones.

Por eso adoro espacios como Moldeando la luz, porque es un espacio casi familiar donde además de la gran calidad de los trabajos, todos nos sentimos cercanos. Y lo mismo me ocurre con un par de grupos de Whats donde habitan amigos de carne y hueso que conozco desde tiempos inmemorables.

Yo soy de esas personas que suelen hacer bastantes fotos, pero que sube muy pocas, y se que no soy un espécimen raro, pues conozco a muchos y muchas como yo. Y porque subo pocas fotos, pues porque me parece que no aportan nada a los demás, porque tengo un sentido del ridículo muy arraigado, porque no soy nadie importante y no tengo que dar cuenta de mis trabajos, quienes sienten la necesidad de mostrar inmediatamente lo que hacen, es que se sienten importantes y puede que lo sean, yo no.

 

Pero soy consciente de que es muy importante lo que he comenzado enumerando al principio “renovarse o morir”. Y que conste que lo intento. Por eso admiro a todos aquellos que conocida su obra, ves a través de sus trabajos una auténtica evolución, su sello sigue estando ahí, pero siempre con cosas diferentes, o las mismas pero vistas de diferente manera.

 

Personalmente me cansa ver como siempre hago la misma foto, así que no os cuento como me cansa en los demás, y máxime cuando estos las exhiben por miles, como si la cámara de fotos fuera una máquina de hacer churros. Todos podemos tener una cámara y ahora con los teléfonos ya son contadas las personas que no puedan hacer fotos, ¿Pero que fotos? en una entrevista Chema Madoz, decía: todos podemos tener una hoja en blanco y un lápiz, pero ello no nos convierte en escritores.

Tengo amigos y compañeros de red social, que llevan haciendo la misma foto durante más de veinte años, y aún no se han enterado. Creen pensar que sus fotos transmiten a los demás lo que solo les transmite a ellos, ellos se lo quieren creer y se lo creen evidentemente.

Por eso yo he parado, porque estoy intentando buscar otros caminos, no quiero seguir haciendo la misma foto, me he cansado de detalles, de flores y otros elementos, porque soy consciente de que no tienen vida, la flor sigue siendo una flor esté viva o sea naturaleza muerta. Necesito cambiar, e intentar conseguir que aún las mismas cosas sean capaces de contar cosas diferentes. Un culo siempre será un culo, aunque hay culos y culos según el ojo que los mire, y entonces aunque todos pueden ser iguales pueden volverse diferentes entre si, una cara es una cara, pero aunque todos somos diferentes no podemos hacer de los retratos un registro como el de la policía como si fuéramos la máquina de la DGS  imprimiendo documentos nacionales de identidad.

Yo soy la primera que soy consciente que tengo que cambiar, o renovar mi forma de ver las cosas o guardar mí cámara en un cajón y buscar otra forma de llenar mis espacios. Si he elegido la fotografía es porque en ella esta todo, la poesía, la literatura, la música, el cine, el pensamiento libre…, vuelvo a la hoja en blanco y el lápiz que comentaba Chema Madoz.

Como soy una persona de mente comunicativa estoy abierta a recibir ayuda de quien quiera a bien prestármela. Lo acepto de buen gusto, suelo aprender con facilidad, y como habréis comprendido quiero huir de la mediocridad, iniciar cosas diferentes que me digan algo, y si soy capaz  de decírselo a los demás, sería maravilloso.

Dentro de mis escasos conocimientos, a veces he sido una atrevida, y me he lanzado a dar consejos, estoy yo como para dar consejos. Lo he hecho a alguna vez, le dije a algún compañero de red en privado, no me gusta esto, aquello, o les dije, corres el riesgo de quedar atrapado en un tipo de fotografía que no me dice nada, te repites una y otra vez, que en definitiva es lo que me pasa a mí. A diferencia de que yo estoy con los oídos abiertos para quien quiera aconsejarme, en aquellos casos en los que daba mi opinión, lejos de cambiar se sigue haciendo más de lo mismo una y otra vez. Yo no quiero ser así, porque creo que hay pocas cosas tan desagradables en todos los ordenes de la vida, como ser necio, eso ha arruinado amistades, parejas, familiares. Hasta llegué a pensar, porque eres tan entrometida, déjalo, no hay peor cosa que dar consejo a quien no lo recibe como tal. Yo no quiero ser así. Y tampoco quiero que esto sea como el libro de Jhon Kennedy Toole y “La conjura de los necios”. Pero tengo muy claro que o renovarse o morir.

3859096573?profile=RESIZE_710x

 

 

 

 

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Escribir con la luz para agregar comentarios!

Join Escribir con la luz

Comentarios

  • Interesting reflections those that contribute to the vision that Sandra has exposed to us.

  • Sandra, el que más y el que menos creo que en muchos momentos de nuestras vidas pasamos por esos bajones donde nos lo cuestionamos todo, sobre todo las cosas que hacemos y las que dejamos de hacer. La fotografía ante todo para los que no vamos tener nada que aportar releventa a la historia de la fotografía, lo que debemos de hacer como regla de oro, es divertirse con ella.

  • It is very interesting to see the different visions

  • Muy interesante todo incluidos los comentarios que se hab aportado, sin esrae en desacuerdo con nada, diré que cada caul tiene una visión muy personal del tema. Por ejemplo, yo conozco mis límites, y creo que todos conocemos nuestros límites, en lamente de todas está el hace rlas cosas mejor, y enlugar como este hay muchos espejos donde mirarse, así que creo que cada uno debe de seguir aportando lo que tiene, regular, bueno, muy bueno, excelente o perfecto. Todo es válido en una comunidad tan singular, importante y solidaria como Moldeando la luz. Todo el mundo tiene derecho a su espacio, y creo que este es mejor lugar para contagiarse de los que ya son verdaderos genios de la creatividad.

    Saludos

  • I think I have understood what Sandra writes, I agree and above all with the reflection of Kezzin

  • Muy bueno Sandra, y muy buenas las aportaciones de todos, pero me han encantado las perlas que nos ha dejado Kezzin.

  • I do not want to be impertinent, that is not my intention, but in photography as in other arts, do not marry to look for more paws to the cat than it has. As everything is solved by being creative, we must recover those years when we were children, and as such we were all creative, we must learn to be creative again.

    Although the secret to freeing creative genius remains elusive, research suggests that it is possible to prepare the mind for creative ideas to emerge. Creativity differs from intelligence in that it refers to the production of a new, original and useful idea (Sternberg & Lubart,1995).

    While intelligence refers to the application of a familiar or habitual solution (eg resolution of routine problems, application of previous knowledge and experiences, etc.) to new or known situations or tasks (Kaufman, 2004), creativity refers to application of a new solution, requiring the individual to go beyond logic, use the imagination and a specific creative process, regardless of the novelty of the situation or task.

  • Necesitamos participar más en este tipo de articulos, confrontar opiniones e ideas. Gracias Sandra

  • Interesting and sincere reflection Sandra.

  • And above all there should be more debate

This reply was deleted.