Moldeando la luz

Fotógrafos que no dejarán indiferente a nadie

ENERO

El encuadre perfecto, un libro sobre fotografía de personas y cultu...

El encuadre perfecto es el título del primer libro de su autor, David duChemin del que ahora Anaya Multimedia publica una segunda edición en su sello PhotoClub.  Es una versión renovada que cuenta con una maqueta y formato diferente y también con una traducción nueva realizada por otra traductora ex novo. Por el camino se ha perdido el epílogo que en 2009 escribía Vincent Versace pero se ha enriquecido  con un nuevo texto final de Duchemin que habla de fotografía, por supuesto, pero cuenta cómo fue el terrible accidente al que sobrevivió dos años después de redactar la primera edición de esta obra.

El título de la obra, El encuadre perfecto,  no debe llamar a engaño pues no versa sobre composición fotográfica sino que es mucho más integral, explica cómo el autor aborda la fotografía, el tipo de fotografía que él realiza. Se puede decir que este libro es una explicación honesta y sencilla de cómo él realiza su trabajo, cómo se aproxima a las personas, cómo conecta, cómo plantea un reportaje, qué elementos debe tener,  la necesidad de la documentación a la hora de aproximarse a nuevas culturas, el equipo que lleva encima…  junto a todo ello, sobre todo ello, la filosofía de trabajo y de vida que le mueve y guía sus pasos.

David duChemin se gana la vida como profesional dedicado a la fotografía humanitaria y social. Sus imágenes podrían figurar tanto en una revista de viajes como en el folleto de una ONG y su objetivo se centra particularmente en el elemento humano y los detalles, mucho más que en los paisajes o los monumentos.

El libro cuenta con dos elementos muy valiosos. Por una parte, consejos a modo de reglas que va desgranando en diversos capítulos para dejar claras cuestiones de índole práctica. Por otro lado, las fotografías que ilustran todo el texto y que no sólo son buenas imágenes, sino que además ejemplifican perfectamente los temas que el autor va desgranando. Por añadiduras, todas y cada una de las imágenes tienen a pie de foto sus datos técnicos (distancia focal empleada, diafragma, velocidad de obturación y sensibilidad ISO) lo que permite reflexionar y comprender las decisiones y elecciones técnicas empleadas por el autor.

Creo que este libro, bien editado y traducido, puede resultar de lectura muy satisfactoria si se tiene claro a priori el contenido ya que lo que definitivamente no es, es un texto técnico de toma o composición fotográfica, sino una obra que puede ayudar a comprender cómo abordar un ensayo o un trabajo fotográfico que implique la plasmación de gentes y lugares.

El precio del libro es de 29 euros y puede adquirirse online en este enlaceEl encuadre perfecto de David duChemin

libro-el-encuadre-perfecto

FEBRERO

Aprender Photoshop CC 2016 release con 100 ejercicios prácticos (Marcombo) es la renovación de títulos similares que correspondían a versiones anteriores, ahora centrado en la versión más reciente. Esta obra permite aprender Photoshop de forma rápida y eminentemente práctica. Cada dos páginas el lector aprende a hacer algo concreto y lo hace sin posible pérdida, simplemente siguiendo las instrucciones paso a paso que se desgranan por escrito y se apoyan con gráficos ilustrativos de los que se explica.

Toda la colección Mediaactive de Marcombo comparte este planteamiento cien por cien didáctico y lo hace con éxito porque, tras muchos años en el mercado, sus obras son muy efectivas, directas, prácticas y no se van por las ramas en ningún momento, algo realmente imposible por la propia estructura del libro.

Como el propio título pone de manifiesto, la obra se concentra en 100 temas y cada uno se explica en dos páginas enfrentadas. La mitad de ese espacio es ocupada por una explicación paso a paso de cómo llegar al resultado final y la otra mitad son ilustraciones que muestran visualmente ese paso a paso con algún recuadro de consejos u observaciones. Así de sencillo.

Aprender Photoshop CC2016 release con 100 ejercicios prácticos introduce al lector en el programa desde el principio, sin dar por nada por conocido. Empieza con temas relacionados con la estructura y la configuración del programa, los atajos de teclado, etc. para seguir con las operaciones más básicas como la creación de archivos, modificación del tamaño o la resolución de la imagen, enderezar fotografías, recortar…

A partir de los fundamentos la obra va profundizando y brindando conocimientos un poco más avanzados e igualmente indispensables como el uso de las selecciones, las capas, múltiples herramientas aplicadas al retoque,  y llega a explicar otras posibilidades avanzadas referidas, por ejemplo al manejo de textos o los rudimentos del trabajo 3D con Photoshop.

Según se mire, el libro viene dividido en 100 apartados como su título anuncia, pero éstos no se subdividen en subcapítulos más amplios. La evolución de los apartados sigue una lógica por la que los temas más elementales están al principio y los más complejos al final por lo que es conveniente seguir los pasos de aprendizaje propuestos, si bien cualquiera de los 100 apartados tiene sentido completo en sí mismo y se puede abordar independientemente de los anteriores.

Por lo dicho hasta aquí, Aprender Photoshop CC2016 release con 100 ejercicios prácticos es un libro muy útil, con una excelente relación calidad-precio que proporcionará un aprendizaje rápido y sin complicaciones a quienes se inician en el manejo de Photoshop.

El libro puede adquirirse en este enlace: Aprender Photoshop CC 2016 release con 100 ejercicios prácticos 

MARZO

En un nuevo año hay que mirar adelante, pero también conviene siempre volver la vista atrás para ver el trabajo de los maestros que han marcado la historia de la fotografía como es el caso de Robert Frank.

El año que terminaba las imágenes de su libro Los americanos Frank comentaba que «A lo largo y ancho de Estados Unidos he hecho fotografías con estas ideas en mente: retratar a los estadounidenses tal y como viven hoy. Sus días entre semana y sus domingos, su realismo y sus sueños. El aspecto de sus ciudades, pueblos y carreteras».

Con su libro Los americanos, Frank se convirtió en una leyenda de la fotografía documental en blanco y negro. Entre 1955 y 1956, el fotógrafo viajó por Estados Unidos con una beca Guggenheim con el fin de fotografiar a gente corriente en su día a día. Su libro Los americanos (1959) se convertiría en piedra de toque de la identidad estadounidense y en un hito de la historia de la fotografía. Sin embargo, cuando Frank empezó a dedicarse al cine, la mayor parte de su obra fotográfica temprana, contemporánea de Los americanos, cayó en el olvido.

La editorial La Fábrica publicó a finales del pasado año por primera vez en castellano Robert Frank en América, un libro que revisa la obra estadounidense de Frank correspondiente a la década de 1950. El volumen recoge 131 fotografías en blanco y negro – 22 incluidas en Los americanos y 109 casi desconocidas, acompañadas por un extenso ensayo de Peter Galassi –antiguo conservador jefe del MOMA –  en el que traza la evolución de la obra del fotógrafo desde su llegada a los Estados Unidos en 1947 hasta que abandonó su carrera fotográfica a comienzos de 1960.

El ensayo ofrece una descripción de esos años dentro de la trayectoria fotográfica de Robert Frank, en los que el autor buscó el éxito como fotoperiodista en un primer momento, así como un análisis detallado de los métodos y estrategias que están detrás de la publicación de Los americanos. Cuenta con 24 ilustraciones e incluye un mapa de los viajes que Frank realizó entre 1955 y 1956. En él se localizan los lugares donde fueron tomadas casi la totalidad de las fotografías de Los americanos así como las que se incluyen en este Robert Frank en América.

Robert Frank en América reúne imágenes muy poco conocidas o inéditas que muestran, tal y como Peter Galassi expone en su ensayo, cómo las raíces profesionales de este fotógrafo, premio PHotoEspaña 2007, se hunden en el periodismo gráfico, y cuáles fueron las  innovadoras estrategias visuales que le permitieron forjar una identidad artística totalmente independiente de la que preconizaban en revistas dominantes de la época, como Life.

frank_pl67

Robert Frank nació en 1924 en Zúrich, Suiza. Hijo de judío nacido en Alemania, el final de la Segunda Guerra Mundial le permitió escapar de lo que él consideraba una cultura estrecha y anticuada. Ya desde muy pequeño comenzó a interesarse por la fotografía,  y comenzó su aprendizaje con fotógrafos como Hermann Segsser, Michael Wolgensinger, Victor Baverat o Kubra. En marzo de 1947 fue contratado por Harper’s Bazaar, pero el escaso estímulo que le generó el tener que realizar fotografía de moda le llevó a dejar la revista a los seis meses. Durante los siguientes cinco o seis años, Frank intentó establecerse como fotoperiodista freelance en Europa y Estados Unidos, con poco éxito. Una beca Guggenheim, otorgada en marzo de 1955 y renovada un año más tarde, le permitió dedicarse a su trabajo de forma independiente, y pronto comenzó a viajar con la esperanza de hacer un libro. Les Américains fue publicado por Robert Delpire en París en 1958 y The Americans por Grove Press en Nueva York en 1959. Este último, prologado por Jack Kerouac. A partir de entonces, el volumen se convirtió en un mito que, aún hoy, es herramienta imprescindible para cualquier fotógrafo.

Peter Galassi es licenciado por la Universidad de Harvard y doctor en Historia del Arte y Arqueología por la Universidad de Columbia. Como comisario del MoMA entre 1981 y 2011 (los últimos 20 años como conservador jefe de fotografía), organizó más de 40 exposiciones, entre ellas las dedicadas a Henri Cartier- Bresson, Roy DeCarava, Walker Evans, Lee Friedlander, Andreas Gursky, Alexander Rodchenko y Jeff  Wall.

El libro puede adquirirse en este enlace: Rober Frank en América

libro-60-segundos-de-luz-fotolateras-fi

En un mundo dominado por la fotografía digital aún queda sitio y seguidores para técnicas antiguas como la fotografía estenopeica (hecha con una cámara sin objetivo) de la que son seguidoras Lola Barcia Albacar y Marinela Forcadell Breva, el colectivo Fotolateras.com, que publican el libro 60 segundos de luz editado por la editorial Canibaal.

Las Fotolateras saben que una caja metálica con un agujerito por el que entra la luz y un trozo de papel fotográfico en su interior bastan para hacer fotografía. Desde que prendió en ellas la pasión por esta alquimia han producido más de 4.000 imágenes con latas convertidas en cámaras estenopeicas, una de las técnicas más primitivas para hacer fotografía.

“Cocinaron” su primera fotolata en 2008, y desde entonces han perfeccionado la técnica y la han enseñado a más de 1.000 alumnos en lugares tan diversos como la Universidad de Valencia, el Instituto Confucio o la London School of Economics.

Tras ocho años viajando para ‘enlatar’ más de 50 ciudades de cuatro continentes, ahora publican su primer libro y cuentan toda su experiencia en esta obra que se va a presentar en varias ciudades españolas empezando por Castellón (miércoles 30 de noviembre) y Valencia (2 de diciembre en la librería Railowsky).

Fotógrafas itinerantes, viajeras incansables y apasionadas de la técnica estenopeica, Lola Barcia Albacar y Marinela Forcadell Breva viajan con sus peculiares cámaras ‘enlatando’ el mundo. De una manera calmada y serena, captan imágenes de ciudades bulliciosas y vivas. Para ello transportan en sus maletas 45 latas y todo lo necesario para construir su laboratorio ambulante alrededor del mundo.

El libro 60 segundos de luz es en parte una guía de viaje. El volumen incluye decenas de obras, expuestas, entre otros, en el Museo Príncipe Felipe de Valencia, la galería Kowasa de Barcelona o la Atrium Gallery de Londres y muestra cómo su técnica les permite ver las ciudades desde una perspectiva más reflexionada: la del tiempo que tarda cada imagen en “cocinarse” dentro de las latas, 60 segundos.

Desde una perspectiva didáctica, generosa en detalles, las Fotolateras explican en el libro cómo construir una fotolata, cómo realizar las fotografías y cómo revelarlas. Además, 60 segundos de luz incluye pinceladas de historia de la fotografía y los consejos aprendidos en ocho años de trayectoria en la búsqueda por la perfección técnica. Una búsqueda que las ha llevado a dividir el trabajo y especializarse cada una en un aspecto de la captación de imágenes: Lola es experta en encuadrar y Marinela en controlar el tiempo de exposición. Cosas que no son tan sencillas en cámaras que no tienen visor, objetivo o fotómetro.

Su voracidad cultural y su necesidad de nuevos retos las han llevado a organizar numerosos proyectos de intercambio artístico como Beerlowsky, cerveza etiquetada con imágenes de diversos artistas o Versus, el proyecto en el que retaron a duelos fotográficos a diversos creadores culturales, fotógrafos, escritores o periodistas.

Con prólogo del periodista y crítico musical, Rafa Cervera, 60 segundos de luz es  el tercer título de Ediciones Canibaal.

libro-60-segundos-de-luz-fotolateras-ed-canibaal

ABRIL

Gustavo Gili acaba de editar un libro firmado por Grant Scott que lleva por título Guía esencial del estudiante de fotografía profesional. No se trata de un volumen técnico ni tampoco de uno que proporcione orientaciones artísticas sino de una obra en la que su autor ha tratado de sistematizar una serie de cuestiones que en su opinión, y coincidimos con ella, hay que tener en cuenta cuando quieres dedicarte profesionalmente al mundo de la fotografía.

A la hora de escribir este libro, Grant Scott -que fue editor gráfico y es hoy en día fotógrafo y profesor de fotografía editorial y publicitaria- da por hecho que el lector sabe o está en el proceso de aprender todo lo necesario para hacer fotografías de una manera competente y profesional. Ese es un terreno en el que prácticamente no entra. Sus consejos y orientaciones empiezan un paso más allá y tratan de responder a las preguntas del futuro profesional. De hecho, la mayoría en de los apartados del libro están titulados con frases interrogativas ¿cómo debo mostrar mi trabajo de forma profesional? ¿cuánto debo cobrar? ¿cómo debo entregar mi trabajo al cliente? ¿qué hace falta para ser un fotógrafo de retrato o de moda o musical o deportivo o de bodegones o de viajes?…

Con este objetivo de hacer comprender el oficio de fotógrafo, en los diferentes capítulos se desarrollan contenidos en torno a temas como el book del fotógrafo, su blog, su web, su presencia en redes sociales, la negociación sobre el copyright de las imágenes que vende, las tarifas, qué espera un cliente, cómo se elabora un brief, la importancia del equipo humano y otras muchos temas igualmente vinculados al día a día del trabajo fotográfico.

La estructura de cada uno de los seis capítulos que componen el libro está pensada para permitir una lectura rápida, sencilla. No hay literatura, parece que el autor ha pensado “voy a ir al grano” y desarrolla cada apartado de forma concisa, con el menor número de palabras posibles, eso sí, los apartados se multiplican de modo que toda la información queda muy desgranada y apoyada por recuadros en los que se introduce información breve de utilidad, relacionada con el tema principal que se está desarrollando en la página. Igualmente, son muy abundantes la enumeraciones y listas con las que el autor sistematiza y ordena la realización de procesos que el aspirante a fotógrafo profesional debería seguir.

Creo que este libro es fácil de leer y está lleno de contenidos prácticos. Es una obra no muy extensa, 182 páginas, escrita por alguien que empezó siendo director de fotografía para libros y revistas y pasó después abrir su propio estudio fotográfico además de dar clases sobre fotografía editorial y publicitaria en la Universidad de Gloucestershire.

El libro está orientado y es especialmente útil para el fotógrafo profesional en ciernes pero también contiene mucha información que puede ser de interés para otros profesionales como editores de fotografía, retocadores, estilistas, agentes de representación, comisarios… es decir, casi todos aquellos oficios relacionados con el hecho fotográfico.

El libro puede adquirirse en este enlace: Guía esencial del estudiante de fotografía profesional

MAYO

Eduardo Blanco Mendizabal es uno de esos pocos fotógrafos españoles que ha conseguido hacer de la fotografía de naturaleza un modus vivendi. Además de publicar sus imágenes en numerosas revistas y de impartir innumerables talleres de fotografía, Eduardo ha escrito un interesante libro llamado Fotografiar con mal tiempo, un buen momento, una obra que realmente cubre un hueco propio en el panorama editorial fotográfico.

Podría decir sin temor a equivocarme que la inmensa mayoría de las personas aficionadas a la fotografía de naturaleza saben mucho más de fotografía que de naturaleza. En Eduardo Blanco no se da esa situación, todo lo contrario. Conoce el campo como la palma de su mano, prácticamente como un pastor acostumbrado a trashumar y dormir al raso.

En este libro él ha querido proporcionar a los lectores todos esos conocimientos que la observación y la convivencia diaria con el entorno natural le han proporcionado a lo largo de los años y también todo aquello que ha aprendido después de documentarse prolijamente para dar explicación a esos fenómenos que apreciamos en el medio natural.

Eduardo puede hablar del espectro de Brocken, de la gloria, del parhelio, de hipohelio de las aguas humeantes, de las auroras boreales, de los rayos, los terremotos, las galernas, la niebla, la nieve y todo el inmenso catálogo de meteoros con los que la naturaleza nos castiga o nos premia según se mire.

Esa es la materia prima del libro Fotografiar con mal tiempo pero una materia prima que luego él cocina aliñándola de elementos fotográficos ya que todas sus observaciones, recomendaciones y conocimientos vertidos en el libro están ahí para ayudar al fotógrafo a enfrentar e identificar esos meteoros y enseñarle también cuando es factible encontrarlos, en qué épocas del año, cómo van a evolucionar, y qué puede esperar en determinados momentos en determinadas zonas.

Contando con la introducción y los agradecimientos, el libro se estructura en 15 capítulos que definen claramente su contenido. Los títulos de algunos de ellos son nubes, visibilidad, meteoros acuosos, meteoros de viento, meteoros eléctricos, meteoros ópticos, terremotos y volcanes… y por supuesto hay también capítulos dedicados a la planificación de las salidas fotográficas, el equipo e incluso la bibliografía y referencias web que Eduardo Blanco ha utilizado para documentar y darle base científica a las observaciones y vivencias que reflejan en su libro.

La obra, encuadernada en tapa dura, contiene 194 páginas en formato apaisado (245×230 mm) y está ampliamente ilustrada con fotografías del propio autor que, en su inmensa mayoría, ocupan página completa o incluso doble página lo que hace que este libro, además de su indudable valor formativo-informativo, funcione también como un libro de obra en el que es posible apreciar la gran sensibilidad y sentido gráfico del autor para plasmar la naturaleza en todas sus vertientes.

El libro puede ser adquirido en este enlace: Fotografiar con mal tiempo, un buen momento

Visitas: 32

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Moldeando la luz para añadir comentarios!

Participar en Moldeando la luz

Esta es una red social de y para los amantes de la fotografía

Escuela de Fotografía de Moldeando la luz

Blog Posts

Luz y Tinta nº69

Publicado por Guendy el mayo 25, 2017 a las 7:30pm 19 Comentarios

Para descargar la revista en el formato pdf …

Continuar

Diane Arbus

Publicado por adolfo de los santos el mayo 23, 2017 a las 8:49pm 3 Comentarios

“Una fotografía es un secreto sobre un secreto, cuanto más te cuenta menos sabes”

Ansel Adams

Publicado por adolfo de los santos el mayo 23, 2017 a las 12:38am 6 Comentarios

“No hay nada peor que la imagen nítida de un concepto difuso”

¿Me quedo?

Publicado por I.Catalán el mayo 18, 2017 a las 10:47pm 5 Comentarios

¡Buenas noches!

Después de todo este tiempo ya casi ni me conoceréis. Hoy, un día sin más, a pocos días de acabar mis exámenes del mes mayo, decido volver, y espero que sea para quedarme una "temporadina" más. 

Tengo muchos momentos recopilados a los largo de este tiempo en el que no me dejé nada por aquí y espero poder mostrároslos y sobre todo que todos los disfrutéis tanto como yo.

¡ALLÁ…

Continuar

Fotógrafo del mes de Abril, John Aavitsland

Publicado por Camarito el mayo 1, 2017 a las 10:30am 45 Comentarios

Semblanza de John Aavitsland

Como todos los miembros de nuestra comunidad saben, una de los tipos de fotografía más difícil —dentro de la dificultad general que encierra cualquier tipo de fotografía— es…

Continuar

Luz y Tinta nº 68

Publicado por Guendy el abril 28, 2017 a las 10:32am 55 Comentarios

Para descargar la revista en formato pdf …

Continuar

BUSCANDO_Luz y Tinta 64

Publicado por Gloria Soriano Garcia el abril 26, 2017 a las 12:00pm 30 Comentarios

https://youtu.be/ofTQICuPacU

https://www.facebook.com/gloriasorianog/videos/1543267085684012/

El relato que publiqué hace meses en la revista, ha sido seleccionado con motivo del día del libro para un cuentacuentos. Lee Marta Alba. ¡Qué lo disfruten!

El fotógrafo del mes

Publicado por Camarito el abril 1, 2017 a las 11:00am 48 Comentarios

Debo confesar que Mario Eduardo Blanco García no había llamado mi atención hasta que elegimos una de sus fotos para la portada de Luz y Tinta, número 65. Esto debe entenderse en su verdadera dimensión: por una parte, anda uno limitado en el tiempo que sigue sin estirarse a pesar de que…

Continuar

Fotos destacadas

Reflejo

por Manuel Fuentes Bermudes

Surrealismo

por adolfo de los santos Un nazareno posa en una duna de la playa de Urbasur (Huelva)

Dawn

por Vadim Trunov

BLUE

por victor houvardas

Distintivo

Cargando…

Sobre

Guendy creó esta red social en Ning.

© 2017   Creado por Guendy.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Desconectado

Vídeo en directo