Moldeando la luz

Fotógrafos que no dejarán indiferente a nadie

La Composición. Cuestiones básicas.

“La fotografía no trata de lo que se fotografía, sino de cómo quedan las cosas fotografiadas”.

 

Selección y distribución

Dibujar, pintar y hacer una fotografía tienen ciertas cosas en común. En cada caso se intenta detener un momento y plasmarlo en dos dimensiones.

El Mundo es dinámico, un lugar en constante cambio, donde las personas y las cosas se mueven en tres dimensiones.

 

Por el contrario, las fotografía y los cuadros no sólo “paran el reloj” por su naturaleza estática, sino que además enfocan la atención del observador en una parte enmarcada, donde las relaciones espaciales se han congelado en una presentación bidimensional puy especial. Tanto en la fotografía como en la pintura, lo dinámico se convierte en estático y el mundo tridimensional se aplana y aparece en dos dimensiones.

 

El artista construye, trabaja y retoca su imagen dentro de un marco (una imagen del mundo real o tal vez su imaginación). Siempre existe la posibilidad de revisarla o de cambiarla. Sin embargo, el fotógrafo escoge una imagen del mundo real y la organiza dentro de un encuadre. Los procedimientos fotográficos alternativos y la manipulación digital permiten modificar un poco la imagen, pero la materia prima de la fotografía proviene de una selección del mundo real.

 

Al principio, a los fotógrafos les tienta poner todos los “elementos” posibles en sus imágenes. Sin embargo, con experiencia se consigue un resultado más satisfactorio si se edita la escena conscientemente, teniendo en cuenta lo que se puede eliminar o simplificar para así reforzar el mensaje (el mejor consejo suele ser acercarse a la escena). Se sabe que se ha conseguido una buena fotografía cuando uno puede mirarla en retrospectiva y ver que todos los elementos tienen una función especifica. Cuando uno empieza a darse cuenta de las ventajas que supone  estructurar una imagen para ayudar a transmitir un mensaje, comenzará conscientemente a seleccionar, encuadrar y organizar los elementos y, con práctica, esto se convertirá en algo natural. La maestría técnica es tan importante como la composición, ya que un mensaje con fuerza sólo se puede plasmar mediante la combinación de una sólida composición y una buena técnica fotográfica.

Decía el fotógrafo David Bailey: “Se necesita muna imaginación para ser un buen fotógrafo. Se necesita menos imaginación para ser pintor, ya que uno puede inventarse cosas”.


En esta foto de Guendy vemos la profusión de elementos coloristas potenciales en las restauradas galerías Lafayette Haussmann de París. El fotógrafo ha decidido encuadrar, con buen criterio, la forma y los dibujos de cúpula de cristal, así como incluir también algunos de los intensos colores y las formas contrastivas de los arcos festoneados.

Las Reglas.

 En el pasado, muchas veces loa fotógrafos tomaban ideas del arte y utilizaban sus reglas de composición que sólo les servían como herramientas para analizar la imagen acabada, pero no para crearla.

La pintura y el dibujo son una síntesis  de una imagen ya vista, plasmada en un lienzo o papel. Incluso cuando pinta del natural, el artista puede añadir elementos de su imaginación y eliminar detalles  o partes enteras de la escena, algo que el fotógrafo sólo puede hacer hasta cierto punto: simplemente, no puede decidir no fotografiar algo que está en la escena. La pintura el dibujo son el arte de construir una imagen; sin embargo, la fotografía es el arte de la selección. Los grandes maestros se esforzaban por lograr la armonía, equilibrio y una belleza que superase la del mundo real. La fotografía muchas veces es el mundo real.

 

El artista tiene la libertad de cambiar las dimensiones y los elementos de la escena al pintarla para plasmarla armoniosamente en el lienzo, y puede utilizar conceptos geométricos para colocar los elementos clave. Gran parte de este procedimiento se basa en el conocimiento de las proporciones clásicas y la incorporación de las formas básicas, triángulos y círculos en la composición.

 

Cubrir un lienzo al azar con pinturas de diferentes colores lleva mucho más tiempo que hacer una fotografía. Los pintores trabajan en un cuadro muchas horas y las imágenes van evolucionando durante el proceso.  Para el fotógrafo, en el momento en que pulsa el disparador suele ser la culminación de proceso artístico y de composición. Hay fotógrafos que no quieren saber nada de la manipulación analógica o digital, por el contrario otros realizan sus obras de arte en el procesado y manipulación digital de la fotografía, pero no nos olvidemos es casi imposible que una mala foto se vuelva buena posteriormente, los fotógrafos que manipulan digitalmente sus fotos lo suelen hacer sobre excelentes registros y composiciones. Las técnicas de posprocesado permiten mejorar la expresividad de la imagen, pero para que así sea siempre hay que visualizar antes los resultados.

Una belleza sola. FOTO DE PEPE HARO

El nítido detalle y la diferenciación cromática destacan sobre el fondo negro, lo que proporciona a la flor un aspecto hiperreal. La intensa iluminación central y la curva del tallo y de los pétalos aumentan la sensación de “presencia”.

“La diferencia básica entre la fotografía y otras formas artísticas estriba en su habilidad única para plasmar simple y objetivamente algo que está ahí”.

 

Simplificar, simplificar

Como decía el filósofo y escritor  “Malgastamos la vida con detalles…Hay que simplificar, simplificar”

La composición es procedimiento mental de editar que aplica el fotógrafo cuando trabaja en una imagen con el objeto de hacer que el mensaje resulte más fácil de leer para la persona que lo observa. Uno de los errores más comunes consiste en pensar qué se va incluir en la fotografía.

Para el principiante es tentador dar importancia a la imagen llenándola con el mayor número de detalles posible. Sin embargo, pensar en qué es de lo que se puede prescindir dará más fuerza a la imagen. Buscar el sujeto más sencillo.  La

simplificación es una parte esencial de la composición; eliminar los elementos visuales que recargan la imagen permitirá que sólo queden los elementos más importantes que después podrá organizar para crear una imagen con una buena composición.

Los fotógrafos prestamos a menudo demasiada atención al elemento principal y se olvidan de los detalles de fondo.

El resultado es una imagen mal organizada. Una rápida comprobación de los elementos que hay alrededor del sujeto o elemento central asegurará que no haya nada que distraiga o que interfiera.

Reencuadrar en la cámara es una solución que se suele olvidar a la hora de simplificar una imagen. Un zoom puede reencuadrar la imagen sin cambiar la perspectiva siempre y cuando el fotógrafo y el sujeto no se desplacen. Acercarse llena el encuadre, enfatiza el sujeto y elimina el fondo. Esta sencilla técnica resulta sorprendentemente difícil de adoptar para los principiantes.

 

Si no se puede simplificar la imagen cambiando el punto de vista o recomponiendo el encuadre, se pueden utilizar técnicas fotográficas como el enfoque selectivo o la reducción de la profundidad de campo que ya estudiamos en una de las primeras lecciones (es decir, una mayor abertura) También se puede iluminar la imagen de tal manera que queden los detalles indeseados en la sombra o, por el contrario, inundarlos de luz.

 

Existen numerosas técnicas para hacer que las imágenes sean más simples. Éstas se pueden simplificar cromáticamente  reduciendo o eliminando el color mediante los efectos de la película de blanco y negro. Como alternativa también se puede colocar el sujeto en un entorno claro (clave alta) u oscuro (clave baja). Para reducir el color en una imagen, también se puede hacer la fotografía bajo ciertas condiciones climáticas (lluvia o niebla), o bien usando en el objetivo un filtro difusor. Limitar la paleta cromática y efectos similares, como colorear a mano, se pueden conseguir durante el procesado o mediante la elección de colores que no sean intensos. (De estas técnicas nos ocuparemos  cuando lleguemos al capitulo de los “Elementos formales”  paleta de colores, tonos cálidos, tonos frios, blanco y negro, etc, que se impartirán en nuestra escuela de fotografía).

Retrato en sombra (Diana)

En esta fotografía, un ejemplo de la simplificación mas extrema, se ha eliminado totalmente el elemento principal. La intensa iluminación frontal, que supongo proviene de alguna ventana, crea una sombra sobre la pared y la convierte en el centro de atención. A pesar de que solo son siluetas se ha conseguido una interesante composición, se han conservado suficientes destalles del entorno, la pequeña paleta de tonos cálidos supongo proviene del sol  del atardecer sobre una pared pintada.

El turista con cámara

Esta imagen de Marta se ha simplificado utilizando una cartulina para eliminar el molesto fondo; se ha colocado lo bastante lejos como para no captar su textura y se ha utilizado una luz de lámpara en los laterales para producir esos reflejos en la parte central aportándole un espacio etéreo.

 

 

La sección áurea

Leonardo Pisano (Leonardo de Pisa) también llamado Fibonacci, era un matemático del siglo XII famoso por el descubrimiento de una notable secuencia numérica.

Esta sencilla serie númerica empieza con 0 y 1 La suma de los dos números previos da el siguiente  número, de ahí los números Fibonacci: 1, 1,2,3,58,13,21,34,55,80,144, etc. La relación entre cada par sucesivo de números de la serie (5 dividido entre 3 por ejemplo, da 1,666, y 8 dividido entre 5 da 1,6) se aproxima al número áureo (1,618034) que se identifica con la letra griega pi. Ésta se considera la clave de los secretos de la astronomía; también guarda relación con la proporción. El número áureo no ofrece una solución mágica a todos los problemas de la composición. Aunque la gente se remite a la forma de un retángulo vacio construido con las dimensiones del número áureo (1:1,618), esto no funciona en las imágenes encuadradas según estas proporciones en las que el contenido tiene una gran influencia. Sin embargo, si parece que intrínsecamente nos damos cuenta de que la naturaleza está muy relacionada con secuencias matemáticas como la de Fibonacci y que concuerdan con nuestro sentido de la armonía y la proporción.

 

La sección áurea es una división basada en la proporción de l número áureo y se puede utilizar como método para disponer el elemento principal en una imagen o bien para dividir una composición en proporciones agradables. Es más fácil recordar una relación de 5:8 que 1,628, pero en realidad es lo mismo( a veces se utiliza el término para describir dicha división). Tanto la elección del lugar donde se pone el horizonte como establecer el punto principal de interés o dividir un encuadre en proporciones agradables se puede hacer partiendo de esta relación, aunque evidentemente esto no garantiza la calidad de la imagen final.

En esta secuencia de diagramas, el primero (superior) se ha construido siguiendo las proporciones del número áureo. El segundo (centro) es un rectángulo con cuadrados basados en la secuencia de Fibonacci. El tercero (inferior) muestra la espiral de crecimiento natural acorde con nuestro sentido de la armonía.

 

Las espirales basadas en la secuencia de Fibonacci se esconden en la distribución de las semillas de este girasol. El crecimiento de las plantas, la formación de las conchas marinas e incluso las proporciones de nuestro cuerpo reflejan progresiones matemáticas similares.

En la próxima lección seguiremos con cuestiones básicas  de Las reglas, así pues analizaremos:

*La regla de los tercios y la simetría dinámica,

*El punto de vista

*La Perspectiva

 

Archivos PDF de la lección cuarta (enviado por Glyn)

leccionIV.pdf

Adjuntamos tres archivos (que nos envía Glyn Griffiths sobre " "La Proporción Áurea" referidos a la información que incluimos esta lección IV

Una visión diferente y desenfadada para entender la sección áurea

PINCHA AQUI

 

Visitas: 2373

Archivos adjuntos

Respuestas a esta discusión

Una divertida historia porque está hecha con dibujos animados, pero los conceptos matemáticos que se presentan son de los de estudiar... Me parece un vídeo muy ilustrativo, para ver muchas veces y hacer ejercicios con el rectángulo mágico. Me recuerda algo de los trabajos de costura de "patchwork", aunque aquí creo que la base es el cuadrado

Camarito dijo:
Para quitarle seriedad y miedo al tema os presento una divertida historia contada por el Pato Donald, vereís como ahora cambiará ese exceso respeto por el tema.
Pues también opino como Diana en relación a tus fotos Sandra.

Diana Valverde dijo:

Veo que estamos casi en línea Sandra. Claro que es muy cierto lo que dices acabo de ver unos comentarios de un moldeador, creo que es un chico chileno de recién entrada, y leyéndole a él y ahora a ti, es una verdad como una casa, pues tus fotos son matemática pura. Nunca mejor dicho.
Sandra Calleja dijo:
Hola amigos, pues yo..., y vaya por delante que con lo voy a decir nunca más lejos que querer estar por encima de nadie, pues mi fotos son del montón, pero a la hora de componer reconozco que tengo siempre presente em la composición la sección áurea de la imagen o escena a fotografiar. Algo que le debo a un buen amigo que de esto sabe un rato.
Mi duda en este tema es saber  si el tener en cuenta el áurea en la fotografía es indispensable para realizar una fotografía, iré más allá, imaginemos un concurso fotográfico, supongo que el jurado que se presupone tiene que tener unos conocimientos amplios en fotografía, ¿Tiene en cuenta esto? ¿Una verdadera obra maestra tiene que tener una sección áurea perfecta?

 

Empezaré por el final de tu pregunta Pelayo. No lo digo yo, ya lo dijo Platón que consideró la relación áurea la más hermosa de las proporciones matemáticas, y con el supongo que estuvieron muy de acuerdo artistas como Leonardo Da Vinci, Salvador Dalí o Mozar por citar algunas disciplinas artísticas. Lo de buena fotografía u obra maestra lo analizaremos más detenidamente en otros lecciones, pero te adelanto que para nada, puesto que las obras maestras deben de reflejar muchas cosas, emoción por ejemplo, y a veces las mejores fotos técnicamente, no son capaces de trasmitir la emoción a quienes lo contemplan. Que quiero decir, pues que hay muchos tipos de grandes fotos, dejemos ahí. Las que son técnicamente impecables y las que sin tecnicismos son capaces de llegar al alma del que las contempla.

En relación con este tema  quiero entender que se te presenta la duda en determinar si este “canon de belleza” llamado proporción áurea puede considerarse una regla fotográfica a seguir como si de un dogma se tratara.

Pues no necesariamente, en estas lecciones es evidente de que se debe de tratar todo lo referente a la composición y sería un error pasar de largo sobre el conocido número de oro y proporción divina como también se le conoce a la sección áurea, pues llamémosle como le llamemos nos estaremos refiriendo siempre al misterioso número phi.

En mi modesta opinión, creo que no se le debería dar la categoría de indispensable a la hora de componer una fotografía, deberíamos de tener claro de antemano que esta característica compositiva debe de tener más  de voluntariedad que de obligación necesaria a la hora de realizar una excelente foto. Personalmente pienso que la proporción áurea en fotografía puede ser una herramienta más en manos del fotógrafo que en un preciso trabajo o momento busque el conseguir una estética determinada. Creo que a la mayoría la involuntariedad o el inconsciente nos lleva a veces a a repetir esas proporciones sin que ni siquiera nos demos cuenta, con los años después de hacer muchas fotos sin darnos cuenta iremos adquiriendo una visión simétrica del mundo y de las cosas  que vamos fotografiando, y descubriremos que la sección área esta presente en nuestras mejores fotos. En algún lugar de las lecciones anteriores decíamos que este es un lenguaje que se vamos adquiriendo con el tiempo, son muchos los expertos que sostienen que existe un placer estético en las formas bien proporcionadas y que los seres humanos reaccionamos de manera favorable ante la simetría geométrica.

No quiero parecer petulante porque no lo soy, cuando de alguna manera expongo algunos ejemplos que nos pueden servir de referencia; por ejemplo, la teoría más antigua de la belleza se encuentra en los trabajos de los primeros griegos, donde se descubren las proporciones  y se basan en la definición de las simetrías. Que quiero decir con todo este ladrillazo, pues que la sección áurea es un complemento más a la hora de la creación fotográfica, que no siempre es necesario tenerla presente, ni seguirla al pie de la letra, pero que puede ayudar mucho si se tiene en cuenta. Pues las reglas de composición están ahí para algo, están muy bien y creo que es imprescindible conocerlas y practicarlas como ejercicio de disciplina técnica, y por supuesto asimilar la idea, y no necesariamente cumplirlas a rajatabla. Ignorarlas por completo es hacer las cosas al tum-tum, puede que alguna vez suene la flauta por casualidad, sobre todo ahora en la era digital que se puede disparar y disparar sin sentido. Una buena base teórica es imprescindible para que comprendamos mejor porque salió esta foto y no otra.

 

 En mi caso particular te diré que en los retratos siempre lo suelo tener presente.

 

Para terminar quiero mostrar un ejemplo que se ha usado en muchos foros y que puede ser muy interesante, pues uno de los graves errores de los fotógrafos novatos, que no han conocido la fotografía analógica, es que con herramientas como el photoshop piensan que se puede corregir y tapar todo, y lejos de dominar

la técnica básica se pierden en los filtros y otros artilugios en el error de pensar  que están creando algo interesante.

 

Este cuadro recibió una mención honorifica lo pinto cuando tenia 16 años... como veis estilo totalmente clásico, cumpliendo todas las normas pictóricas (entre ellas por supuesto las reglas de composición) y lo pinto cuando tenia tan solo 16 años de edad... uno podría pensar que con 16 años no tenia los conocimientos suficientes como para poder pintar ese cuadro, y que lo pinto por "intuición" pero nada mas lejos de la realidad... su padre era profesor de bellas artes primero en Málaga y mas tarde en A Coruña, el mismo Picasso fue admitido cuando tenia tan solo 11 años de edad y su primera obra no fue hasta los 15 años de edad (la obra se titulaba primera comunión) es decir hasta que a pesar de su talento innato no tuvo los conocimientos mínimos para poder plasmarlos... después de adquirir esos conocimientos sobre la composición, la luz, el color, los materiales etc, como todos sabéis los hizo trozos para pintar las cosas como las veía o sentía, alejados totalmente de la pintura clásica, pero lo pudo hacer cuando la tenia totalmente dominada. Solo como curiosidad el mismo Picasso decia algo parecido a "cuando era un niño, con 14 años, pintaba como Velázquez, ahora con 80 años pinto como un niño".



Pelayo dijo:
Mi duda en este tema es saber  si el tener en cuenta el áurea en la fotografía es indispensable para realizar una fotografía, iré más allá, imaginemos un concurso fotográfico, supongo que el jurado que se presupone tiene que tener unos conocimientos amplios en fotografía, ¿Tiene en cuenta esto? ¿Una verdadera obra maestra tiene que tener una sección áurea perfecta?

!Hostias Pedrín¡ No contaba con una respuesta tan pronto y menos con otra lección magistral. No se trata de dar jabón, sinceramente pienso que esto de Moldeando la Luz es un verdadero "chollo" para quienes verdaderamente quieran aprender. Me ha servido esta explicación más que todos los videos y cosas de las que se han escrito sobre este complejo y misterioso tema.

También me quedo con este pedagogico ejemplo de Picasso. Creo que deberían de tomar nota todos los que de alguna manera piensan que de la mediocridad o chapuza se puede hacer una obra de arte, por muchos botones que se pinchen el el photoshop, por debajo de todas esas máscaras como no se encuentre una buena composición lo demás es un fraude. Además creo que la cosa canta, pues se ve perfectamente quienes disfrazan los trabajos y os que verdaderamente saben hacer admirables creaciones, un buen ejemplo es el del actual fotógrafo del mes Pepe Haro, donde detrás de excelentes fotos se muestras ediciones digitales muy elaboradas.

Gracias maestro Camarito

Camarito dijo:

 

Empezaré por el final de tu pregunta Pelayo. No lo digo yo, ya lo dijo Platón que consideró la relación áurea la más hermosa de las proporciones matemáticas, y con el supongo que estuvieron muy de acuerdo artistas como Leonardo Da Vinci, Salvador Dalí o Mozar por citar algunas disciplinas artísticas. Lo de buena fotografía u obra maestra lo analizaremos más detenidamente en otros lecciones, pero te adelanto que para nada, puesto que las obras maestras deben de reflejar muchas cosas, emoción por ejemplo, y a veces las mejores fotos técnicamente, no son capaces de trasmitir la emoción a quienes lo contemplan. Que quiero decir, pues que hay muchos tipos de grandes fotos, dejemos ahí. Las que son técnicamente impecables y las que sin tecnicismos son capaces de llegar al alma del que las contempla.

En relación con este tema  quiero entender que se te presenta la duda en determinar si este “canon de belleza” llamado proporción áurea puede considerarse una regla fotográfica a seguir como si de un dogma se tratara.

Pues no necesariamente, en estas lecciones es evidente de que se debe de tratar todo lo referente a la composición y sería un error pasar de largo sobre el conocido número de oro y proporción divina como también se le conoce a la sección áurea, pues llamémosle como le llamemos nos estaremos refiriendo siempre al misterioso número phi.

En mi modesta opinión, creo que no se le debería dar la categoría de indispensable a la hora de componer una fotografía, deberíamos de tener claro de antemano que esta característica compositiva debe de tener más  de voluntariedad que de obligación necesaria a la hora de realizar una excelente foto. Personalmente pienso que la proporción áurea en fotografía puede ser una herramienta más en manos del fotógrafo que en un preciso trabajo o momento busque el conseguir una estética determinada. Creo que a la mayoría la involuntariedad o el inconsciente nos lleva a veces a a repetir esas proporciones sin que ni siquiera nos demos cuenta, con los años después de hacer muchas fotos sin darnos cuenta iremos adquiriendo una visión simétrica del mundo y de las cosas  que vamos fotografiando, y descubriremos que la sección área esta presente en nuestras mejores fotos. En algún lugar de las lecciones anteriores decíamos que este es un lenguaje que se vamos adquiriendo con el tiempo, son muchos los expertos que sostienen que existe un placer estético en las formas bien proporcionadas y que los seres humanos reaccionamos de manera favorable ante la simetría geométrica.

No quiero parecer petulante porque no lo soy, cuando de alguna manera expongo algunos ejemplos que nos pueden servir de referencia; por ejemplo, la teoría más antigua de la belleza se encuentra en los trabajos de los primeros griegos, donde se descubren las proporciones  y se basan en la definición de las simetrías. Que quiero decir con todo este ladrillazo, pues que la sección áurea es un complemento más a la hora de la creación fotográfica, que no siempre es necesario tenerla presente, ni seguirla al pie de la letra, pero que puede ayudar mucho si se tiene en cuenta. Pues las reglas de composición están ahí para algo, están muy bien y creo que es imprescindible conocerlas y practicarlas como ejercicio de disciplina técnica, y por supuesto asimilar la idea, y no necesariamente cumplirlas a rajatabla. Ignorarlas por completo es hacer las cosas al tum-tum, puede que alguna vez suene la flauta por casualidad, sobre todo ahora en la era digital que se puede disparar y disparar sin sentido. Una buena base teórica es imprescindible para que comprendamos mejor porque salió esta foto y no otra.

 

 En mi caso particular te diré que en los retratos siempre lo suelo tener presente.

 

Para terminar quiero mostrar un ejemplo que se ha usado en muchos foros y que puede ser muy interesante, pues uno de los graves errores de los fotógrafos novatos, que no han conocido la fotografía analógica, es que con herramientas como el photoshop piensan que se puede corregir y tapar todo, y lejos de dominar

la técnica básica se pierden en los filtros y otros artilugios en el error de pensar  que están creando algo interesante.

 

Este cuadro recibió una mención honorifica lo pinto cuando tenia 16 años... como veis estilo totalmente clásico, cumpliendo todas las normas pictóricas (entre ellas por supuesto las reglas de composición) y lo pinto cuando tenia tan solo 16 años de edad... uno podría pensar que con 16 años no tenia los conocimientos suficientes como para poder pintar ese cuadro, y que lo pinto por "intuición" pero nada mas lejos de la realidad... su padre era profesor de bellas artes primero en Málaga y mas tarde en A Coruña, el mismo Picasso fue admitido cuando tenia tan solo 11 años de edad y su primera obra no fue hasta los 15 años de edad (la obra se titulaba primera comunión) es decir hasta que a pesar de su talento innato no tuvo los conocimientos mínimos para poder plasmarlos... después de adquirir esos conocimientos sobre la composición, la luz, el color, los materiales etc, como todos sabéis los hizo trozos para pintar las cosas como las veía o sentía, alejados totalmente de la pintura clásica, pero lo pudo hacer cuando la tenia totalmente dominada. Solo como curiosidad el mismo Picasso decia algo parecido a "cuando era un niño, con 14 años, pintaba como Velázquez, ahora con 80 años pinto como un niño".



Pelayo dijo:
Mi duda en este tema es saber  si el tener en cuenta el áurea en la fotografía es indispensable para realizar una fotografía, iré más allá, imaginemos un concurso fotográfico, supongo que el jurado que se presupone tiene que tener unos conocimientos amplios en fotografía, ¿Tiene en cuenta esto? ¿Una verdadera obra maestra tiene que tener una sección áurea perfecta?

Con esta última explicación de Camarito me quedo más tranquilo.

Muy bien explicado y por mi parte entendido.

Pelayo dijo:

!Hostias Pedrín¡ No contaba con una respuesta tan pronto y menos con otra lección magistral. No se trata de dar jabón, sinceramente pienso que esto de Moldeando la Luz es un verdadero "chollo" para quienes verdaderamente quieran aprender. Me ha servido esta explicación más que todos los videos y cosas de las que se han escrito sobre este complejo y misterioso tema.

También me quedo con este pedagogico ejemplo de Picasso. Creo que deberían de tomar nota todos los que de alguna manera piensan que de la mediocridad o chapuza se puede hacer una obra de arte, por muchos botones que se pinchen el el photoshop, por debajo de todas esas máscaras como no se encuentre una buena composición lo demás es un fraude. Además creo que la cosa canta, pues se ve perfectamente quienes disfrazan los trabajos y os que verdaderamente saben hacer admirables creaciones, un buen ejemplo es el del actual fotógrafo del mes Pepe Haro, donde detrás de excelentes fotos se muestras ediciones digitales muy elaboradas.

Gracias maestro Camarito

Camarito dijo:

 

Empezaré por el final de tu pregunta Pelayo. No lo digo yo, ya lo dijo Platón que consideró la relación áurea la más hermosa de las proporciones matemáticas, y con el supongo que estuvieron muy de acuerdo artistas como Leonardo Da Vinci, Salvador Dalí o Mozar por citar algunas disciplinas artísticas. Lo de buena fotografía u obra maestra lo analizaremos más detenidamente en otros lecciones, pero te adelanto que para nada, puesto que las obras maestras deben de reflejar muchas cosas, emoción por ejemplo, y a veces las mejores fotos técnicamente, no son capaces de trasmitir la emoción a quienes lo contemplan. Que quiero decir, pues que hay muchos tipos de grandes fotos, dejemos ahí. Las que son técnicamente impecables y las que sin tecnicismos son capaces de llegar al alma del que las contempla.

En relación con este tema  quiero entender que se te presenta la duda en determinar si este “canon de belleza” llamado proporción áurea puede considerarse una regla fotográfica a seguir como si de un dogma se tratara.

Pues no necesariamente, en estas lecciones es evidente de que se debe de tratar todo lo referente a la composición y sería un error pasar de largo sobre el conocido número de oro y proporción divina como también se le conoce a la sección áurea, pues llamémosle como le llamemos nos estaremos refiriendo siempre al misterioso número phi.

En mi modesta opinión, creo que no se le debería dar la categoría de indispensable a la hora de componer una fotografía, deberíamos de tener claro de antemano que esta característica compositiva debe de tener más  de voluntariedad que de obligación necesaria a la hora de realizar una excelente foto. Personalmente pienso que la proporción áurea en fotografía puede ser una herramienta más en manos del fotógrafo que en un preciso trabajo o momento busque el conseguir una estética determinada. Creo que a la mayoría la involuntariedad o el inconsciente nos lleva a veces a a repetir esas proporciones sin que ni siquiera nos demos cuenta, con los años después de hacer muchas fotos sin darnos cuenta iremos adquiriendo una visión simétrica del mundo y de las cosas  que vamos fotografiando, y descubriremos que la sección área esta presente en nuestras mejores fotos. En algún lugar de las lecciones anteriores decíamos que este es un lenguaje que se vamos adquiriendo con el tiempo, son muchos los expertos que sostienen que existe un placer estético en las formas bien proporcionadas y que los seres humanos reaccionamos de manera favorable ante la simetría geométrica.

No quiero parecer petulante porque no lo soy, cuando de alguna manera expongo algunos ejemplos que nos pueden servir de referencia; por ejemplo, la teoría más antigua de la belleza se encuentra en los trabajos de los primeros griegos, donde se descubren las proporciones  y se basan en la definición de las simetrías. Que quiero decir con todo este ladrillazo, pues que la sección áurea es un complemento más a la hora de la creación fotográfica, que no siempre es necesario tenerla presente, ni seguirla al pie de la letra, pero que puede ayudar mucho si se tiene en cuenta. Pues las reglas de composición están ahí para algo, están muy bien y creo que es imprescindible conocerlas y practicarlas como ejercicio de disciplina técnica, y por supuesto asimilar la idea, y no necesariamente cumplirlas a rajatabla. Ignorarlas por completo es hacer las cosas al tum-tum, puede que alguna vez suene la flauta por casualidad, sobre todo ahora en la era digital que se puede disparar y disparar sin sentido. Una buena base teórica es imprescindible para que comprendamos mejor porque salió esta foto y no otra.

 

 En mi caso particular te diré que en los retratos siempre lo suelo tener presente.

 

Para terminar quiero mostrar un ejemplo que se ha usado en muchos foros y que puede ser muy interesante, pues uno de los graves errores de los fotógrafos novatos, que no han conocido la fotografía analógica, es que con herramientas como el photoshop piensan que se puede corregir y tapar todo, y lejos de dominar

la técnica básica se pierden en los filtros y otros artilugios en el error de pensar  que están creando algo interesante.

 

Este cuadro recibió una mención honorifica lo pinto cuando tenia 16 años... como veis estilo totalmente clásico, cumpliendo todas las normas pictóricas (entre ellas por supuesto las reglas de composición) y lo pinto cuando tenia tan solo 16 años de edad... uno podría pensar que con 16 años no tenia los conocimientos suficientes como para poder pintar ese cuadro, y que lo pinto por "intuición" pero nada mas lejos de la realidad... su padre era profesor de bellas artes primero en Málaga y mas tarde en A Coruña, el mismo Picasso fue admitido cuando tenia tan solo 11 años de edad y su primera obra no fue hasta los 15 años de edad (la obra se titulaba primera comunión) es decir hasta que a pesar de su talento innato no tuvo los conocimientos mínimos para poder plasmarlos... después de adquirir esos conocimientos sobre la composición, la luz, el color, los materiales etc, como todos sabéis los hizo trozos para pintar las cosas como las veía o sentía, alejados totalmente de la pintura clásica, pero lo pudo hacer cuando la tenia totalmente dominada. Solo como curiosidad el mismo Picasso decia algo parecido a "cuando era un niño, con 14 años, pintaba como Velázquez, ahora con 80 años pinto como un niño".



Pelayo dijo:
Mi duda en este tema es saber  si el tener en cuenta el áurea en la fotografía es indispensable para realizar una fotografía, iré más allá, imaginemos un concurso fotográfico, supongo que el jurado que se presupone tiene que tener unos conocimientos amplios en fotografía, ¿Tiene en cuenta esto? ¿Una verdadera obra maestra tiene que tener una sección áurea perfecta?
Muchas gracias.
Pues nada amigos me lo he leído todo y en esta lección todo es interesante, la lección y todas las aportaciones posteriores. Me lo pasado muy bien y soy consciente de que ahora se más que antes de venir a clase :-))
También yo estoy muy atenta a lo que se escribe. Puede que me vaya quedando algo (por intuición, por contagio, o lo que sea)

De que e sirve el número áureo en fotografia.?...si vale para saber...proporcion y composición..Es mas bien figurativo y todo hace a la práctica?....Comprendida la teoria...Bien.

Si..me pasó lo mismo Raúl.....se cruzaron los cables y corte circuito  :-)



Raúl Gorostiza dijo:

Creo que me iba todo bien hasta que se me cruzaron los cables con lo del aurea ese.

RSS

Esta es una red social de y para los amantes de la fotografía

Escuela de Fotografía de Moldeando la luz

Blog Posts

Fotógrafo del mes de Mayo, Jesús Álvarez Rodriguez

Publicado por Camarito el junio 1, 2017 a las 9:30am 42 Comentarios

Semblanza de Jesús Álvarez Rodríguez

Hay fotógrafos de muy variados registros, que ponen su cámara al servicio de múltiples aspectos de la realidad, y fotógrafos que se centran en uno o dos temas de…

Continuar

Luz y Tinta nº69

Publicado por Guendy el mayo 25, 2017 a las 7:30pm 55 Comentarios

Para descargar la revista en el formato pdf …

Continuar

Diane Arbus

Publicado por adolfo de los santos el mayo 23, 2017 a las 8:49pm 3 Comentarios

“Una fotografía es un secreto sobre un secreto, cuanto más te cuenta menos sabes”

Ansel Adams

Publicado por adolfo de los santos el mayo 23, 2017 a las 12:38am 6 Comentarios

“No hay nada peor que la imagen nítida de un concepto difuso”

¿Me quedo?

Publicado por I.Catalán el mayo 18, 2017 a las 10:47pm 5 Comentarios

¡Buenas noches!

Después de todo este tiempo ya casi ni me conoceréis. Hoy, un día sin más, a pocos días de acabar mis exámenes del mes mayo, decido volver, y espero que sea para quedarme una "temporadina" más. 

Tengo muchos momentos recopilados a los largo de este tiempo en el que no me dejé nada por aquí y espero poder mostrároslos y sobre todo que todos los disfrutéis tanto como yo.

¡ALLÁ…

Continuar

Fotógrafo del mes de Abril, John Aavitsland

Publicado por Camarito el mayo 1, 2017 a las 10:30am 55 Comentarios

Semblanza de John Aavitsland

Como todos los miembros de nuestra comunidad saben, una de los tipos de fotografía más difícil —dentro de la dificultad general que encierra cualquier tipo de fotografía— es…

Continuar

Luz y Tinta nº 68

Publicado por Guendy el abril 28, 2017 a las 10:32am 56 Comentarios

Para descargar la revista en formato pdf …

Continuar

BUSCANDO_Luz y Tinta 64

Publicado por Gloria Soriano Garcia el abril 26, 2017 a las 12:00pm 30 Comentarios

https://youtu.be/ofTQICuPacU

https://www.facebook.com/gloriasorianog/videos/1543267085684012/

El relato que publiqué hace meses en la revista, ha sido seleccionado con motivo del día del libro para un cuentacuentos. Lee Marta Alba. ¡Qué lo disfruten!

Cumpleaños

Fotos destacadas

Novorossiysk

por Roman Filippov

El espejo maldito

por Susana Gudiño

Sunset & Gold...

por María Isabel Hempe

El Cielo en la Cueva

por Abraham Janovski

Muralla Romana de Barcino

por Albert Navas

Distintivo

Cargando…

Sobre

Guendy creó esta red social en Ning.

© 2017   Creado por Guendy.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Desconectado

Vídeo en directo